¬°BLAAARP! Y otras historias de cumfart de Anna Linguss

¬°BLAAARP! Y otras historias de cumfart de Anna Linguss

A compartir, a compartir! Que me borran los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversi√≥n. Locura.Vuelve a so√Īar con la nueva novela de la autora nacional m√°s vendida...

DESCARGAR AQU√ć


¬°BLAAARP! Y otras historias de cumfart de Anna Linguss pdf

¡BLAAARP! Y otras historias de cumfart: 18+ relatos de MILFas rabudas con final onomatopéyico de Anna Linguss pdf descargar gratis leer online

#El primer painal de Kri
¬ęKri, ¬Ņno quieres probarlo en el culo?¬Ľ
Esa era la pregunta que m√°s tem√≠a. Llevaba seis meses saliendo con Holger. Hasta ahora, nunca hab√≠a mostrado ning√ļn inter√©s por el sexo anal, y Krissy ya hab√≠a decidido que no necesitaba experimentarlo. Por los relatos de sus amigos, conoc√≠a un poco las sensaciones que se producen. Sobre todo, ten√≠a miedo del dolor, que sab√≠a que era inevitable. No cre√≠a realmente en las sensaciones placenteras del sexo anal. Y ese momento hab√≠a llegado. Era el momento de desprenderse de su virginidad tambi√©n en este lado. Krissy se qued√≥ paralizada un segundo, luego intent√≥ parecer tranquila y respondi√≥:
¬ęVamos. ¬ŅC√≥mo quieres hacerlo?¬Ľ
¬ęMe voy a tumbar de espaldas y t√ļ te vas a sentar sobre m√≠¬Ľ.
Cada hora que pasaba no era más fácil. Tendría que sentarse ella misma en la gran polla de Holger.
¬ęMuy bien. T√ļmbate¬Ľ.
Holger se tumb√≥ de espaldas para que sus pies estuvieran en el suelo. Krissy se sent√≥ primero en su regazo, luego se levant√≥ y se movi√≥ para que su polla erecta tocara su rosado agujero. Holger extendi√≥ la mano y recogi√≥ los copiosos jugos de su co√Īo para lubricar con ellos su ano y su polla. Krissy se puso de pie con las manos en el regazo de Holger y empez√≥ a hundirse lentamente en su polla, haciendo una mueca de dolor. Le hubiera gustado dejarlo, pero su deseo de complacer a Holger era mayor. No hab√≠a nada que ella pudiera rechazar.
Su polla se deslizó entre sus grandes y regordetas nalgas y se apoyó en el firme anillo de su ano. Krissy se puso rígida. Su culo se apretó involuntariamente, negándose a dejar pasar la polla. Sintió que Holger la acariciaba y que de vez en cuando le separaba las nalgas para ver qué pasaba. Krissy trató de relajar su ano y bajó un poco más. Su ano comenzó a estirarse para dejar entrar la polla. En ese momento llegó el primer dolor. Krissy gimió suavemente y se detuvo de nuevo.
¬ęVamos, cari√Īo. Ya est√° llegando. ¬ŅTe incomoda?¬Ľ
¬ęSe siente bien, Holgi, se siente bien¬Ľ.
Krissy intent√≥ profundizar. Sinti√≥ que su apretado anillo se estrechaba y que la polla penetraba cada vez m√°s profundamente. Varias veces sinti√≥ que su culo no iba a poder estirarse y que la polla iba a desgarrar su culo a√ļn virgen. El dolor era ya considerable. Con cada movimiento, ella gem√≠a con fuerza y Holger, que tomaba estos gemidos como una se√Īal de su excitaci√≥n, segu√≠a anim√°ndola.
¬ęEso est√° bien, querida. Eso es maravilloso. Lo est√°s haciendo muy bien. La punta de tu polla ya est√° dentro. S√≥lo un poco m√°s, por favor¬Ľ.
Finalmente, el dolor se hizo insoportable y Krissy se cansó de permanecer en esa incómoda posición. Se enderezó y la polla se deslizó fuera de su trasero. Se sintió inmediatamente aliviada, el dolor disminuyó. Krissy se tiró un suave pedo y miró a Holger: Su rostro mostraba decepción.
¬ęEs tan dif√≠cil para m√≠¬Ľ, dijo suavemente, ¬ę¬Ņhay alguna otra manera?¬Ľ
Holger se anim√≥ inmediatamente. Acomod√≥ a Krissy de modo que estuviera tumbada sobre el est√≥mago y el pecho en el sof√°, con las rodillas en el suelo. √Čl mismo se coloc√≥ detr√°s de ella, entre sus piernas. De este modo, la tensi√≥n en su ano se redujo y Krissy trat√≥ de relajarse antes de una nueva penetraci√≥n. Holger le pas√≥ la mano por los labios del co√Īo, pero no le quedaba mucho lubricante, as√≠ que cogi√≥ un tubo de lubricante y lubric√≥ su polla y el ano de ella fuertemente con √©l. El tacto del gel fr√≠o le result√≥ muy agradable a Krissy, incluso pudo introducir el dedo de Holger en √©l. Holger cogi√≥ sus deliciosas nalgas con la mano, presion√≥ su polla contra su ano y empez√≥ a empujarla lentamente hacia abajo. El culo de ella, ya ligeramente estirado, le tom√≥ la cabeza inmediatamente. De nuevo surgi√≥ el dolor, pero menos que la primera vez. En esta posici√≥n, a Kri le resultaba m√°s f√°cil relajarse. La polla penetr√≥ un poco m√°s, pero a Krissy le esperaba otra desagradable sorpresa. Mientras cambiaban de posici√≥n, la polla de Holger se hab√≠a ablandado un poco para poder penetrar m√°s profundamente de inmediato, pero ahora la excitaci√≥n hizo que se endureciera de nuevo y estirara m√°s su culo. Krissy apret√≥ la cara contra el sof√° y gimi√≥. Intent√≥ apartarse de su polla, pero Holger la sujet√≥ con un agarre de hierro. Hizo una pausa de unos segundos para darle la oportunidad de acostumbrarse y luego comenz√≥ a empujar de nuevo. El dolor en el culo, que hab√≠a llegado a un cierto l√≠mite, dej√≥ de aumentar e incluso remiti√≥ un poco. Ignorando sus gemidos, Holger la atrajo lentamente hasta su polla y ella sinti√≥ que su grueso vientre le tocaba las nalgas. Krissy sinti√≥ algo grande, duro y caliente dentro de ella. Su ano, estirado hasta el l√≠mite, ard√≠a insoportablemente. Mientras Holger no se moviera, este dolor era soportable. Despu√©s de estar un rato all√≠, Holger empez√≥ a sacar la polla lentamente. Krissy pens√≥ que era el final, pero cuando la cabeza estaba a punto de salir de su culo, Holger empuj√≥ de nuevo y la polla volvi√≥ a entrar. No le doli√≥ tanto como la primera vez, pero Krissy gimi√≥ involuntariamente. Holger le acarici√≥ suavemente la espalda y las nalgas. Eso la ayud√≥ a distraerse un poco del dolor desgarrador de su ano.
¬ęCari√Īo, qu√© bien te sientes¬Ľ, susurr√≥ Holger, ¬ęten paciencia conmigo, no me duele tanto. Me pones muy cachondo. Te quiero¬Ľ.
El susurro incoherente de Holger excit√≥ y calm√≥ a Krissy. Holger comenz√≥ a aumentar su ritmo. Su excitaci√≥n aument√≥ y poco a poco perdi√≥ el control de s√≠ mismo. Su polla se desliz√≥ cada vez m√°s r√°pido, el dolor se intensific√≥ de nuevo. Krissy grit√≥ fuerte con cada empuj√≥n. Las l√°grimas acudieron a sus ojos. Sent√≠a que Holger estaba a punto de correrse y tem√≠a interrumpirlo, aunque esta tortura se estaba volviendo insoportable para ella. Con la polla cada vez m√°s dura y gruesa, Holger le agarr√≥ las grandes y sudorosas nalgas con un agarre mortal y le meti√≥ la polla en el culo sin apenas control. Krissy enterr√≥ la cara en la almohada y grit√≥ incontroladamente. Finalmente, todo el cuerpo de Holger se estremeci√≥, se congel√≥ durante un segundo, y entonces Krissy sinti√≥ que su polla palpitaba en su estirado culo y que algo caliente flu√≠a hacia dentro. Despu√©s de empujar su polla hasta la empu√Īadura unas cuantas veces m√°s, Holger se congel√≥ y solt√≥ a Krissy. Su polla ya se hab√≠a aplanado y se sinti√≥ aliviada cuando se desliz√≥ fuera de ella. Era incapaz de moverse. El dolor disminuy√≥, pero ella continu√≥ en la misma posici√≥n, sintiendo c√≥mo el caliente y espeso semen de Holger sal√≠a de ella y bajaba por su pierna. ¬°PFFFFFFR! El aire bombeado por sus partes escap√≥ ruidosamente de su culo. Holger se ri√≥, trajo una toalla y limpi√≥ a Krissy. Luego cogi√≥ la crema Bepanten y le unt√≥ el ano enrojecido. La mir√≥ a los ojos llorosos y murmur√≥ unas tiernas palabras mezcladas con disculpas. Krissy lo bes√≥ y supo que no podr√≠a rechazarlo la pr√≥xima vez.
#Como la Bella Durmiente, sólo que por detrás
¬ŅSabes lo agradable que es follar por el culo a una mujer dormida? ¬ŅNo? Entonces te lo dir√©.
El sexo en nuestra familia es m√°s bien tradicional, as√≠ que, a veces, mamadas, e incluso eso, sin mucho entusiasmo, y mi mujer es fuertemente negativa al anal, pero cuando se ha tomado una copa de m√°s….
Mi encantadora esposa se duerme, normalmente de lado a m√≠, se duerme r√°pidamente y su sue√Īo es muy profundo, unos 15-20 minutos espero. Luego, me unto los dedos √≠ndice y coraz√≥n con gel anal y lentamente… lentamente empiezo a masajear mi tonto culo favorito entre sus gruesas nalgas.
Poco a poco, este t√°ndem de dedos penetra cada vez m√°s profundamente en el culo de mi mujer, est√° casi hasta el fondo… Ahora empiezo a untar mi polla, que lleva mucho tiempo parada como una de ellas, con gel anal y la acerco lentamente a mi querido culo, bien lubricado y previamente estirado y h√ļmedo.
Empujo dentro, gu√≠o lentamente mi polla en…. Oh, Dios, qu√© emoci√≥n, la estrechez de su agujero abraz√°ndolo.
Lo más importante ahora es que no la despierte. Así que tengo que ir despacio, pero es igual de divertido.
Bombeo este gran culo de mi amada…, M√°s all√°, m√°s lejos, cada vez m√°s r√°pido, mi amante se inclina un poco hacia atr√°s, debe estar so√Īando un dulce sue√Īo ahora mismo (no sobre ser follada en secreto por el culo por su propio marido, por supuesto).
Y entonces se acerca el salpic√≥n final, B√Ą√ĄAM…, BOOM…, algo explota dulcemente en mi cerebro y siento que un cubo entero de semen parece llenar el hermoso culo dormido y desprevenido de mi mujer.
Saco mi polla y toco el culo abierto de mi mujer, que ahora parece que podr√≠a caber una botella dentro. Le devuelvo el beso y me duermo felizmente….
Y a la ma√Īana siguiente…
¬ęArriba, cari√Īo, ¬Ņc√≥mo has dormido?¬Ľ
¬ęBien, gracias¬Ľ.
Muy bien, hasta la pr√≥xima, mi amor….
#He estado esperando mucho tiempo…
Llevaba mucho tiempo queriendo follar el gran y jugoso culo de Suzana. Pero no me dej√≥. Dijo que no le gustaba, aunque me dej√≥ meterle el dedo en el ano. Un d√≠a la puse boca abajo y le separ√© las deliciosas nalgas. Luego le met√≠ un dedo en el culo y empec√© a masturbarla, frotando de vez en cuando su hinchado cl√≠toris. Mordisque√≥ la almohada y gimi√≥ suavemente. En realidad, Suzana es bastante pasiva en la cama. Ni siquiera estoy seguro de que se haya corrido, tampoco lo s√© esta vez, pero el deseo de follar su gran culo (y eso que es una chica gordita) segu√≠a en m√≠. Le pregunt√© con un matiz encantador en mi voz: ¬ę¬ŅHas probado alguna vez el sexo por el culo?¬Ľ. ¬ęNo¬Ľ, respondi√≥, abraz√°ndome a ella.
Ese d√≠a empezamos de forma tradicional. Mientras descansaba tras la primera ronda ¬ęcl√°sica¬Ľ, comenc√© a acariciarla y besarla suavemente para prepararla para la continuaci√≥n. Suzana se encendi√≥ r√°pidamente, aunque dej√≥ que su compa√Īera tomara la iniciativa. Baj√© la mano y toqu√© su apretado agujero. Estaba bastante seca y volv√≠ a acercar mi mano a su cara, le acarici√© la mejilla regordeta y le toqu√© los labios con el dedo coraz√≥n. Abri√≥ la boca y dej√≥ que mi dedo entrara en su boca. Despu√©s de dejar que lo lamiera, volv√≠ a probar su agujerito, mi dedo empapado de saliva entr√≥ ahora con m√°s facilidad y lo un√≠ con el otro, separ√°ndola un poco y estirando su ano. Mi polla ya estaba dura. La bes√© profundamente, ¬Ņquiz√°s eso la har√≠a m√°s accesible? Suzana se abraz√≥ a mis hombros y esper√≥ a que continuara. Extend√≠ la mano y cog√≠ la mesita de noche donde hab√≠a colocado antes la vaselina. Despu√©s de rociarla con mi dedo, volv√≠ a su agujero. Suzana se ri√≥ suavemente y abri√≥ ligeramente las piernas. Tres de mis dedos estaban ya dentro de su culo y mi lengua intentaba lamer el interior de su boca. Suzana se apret√≥ contra m√≠ y sus manos recorrieron mi espalda.

Leave a Reply

comment-avatar

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.