CUANDO DUDES, RECUERDA QUE ERES MÍA de XAKURA O`HARA

CUANDO DUDES, RECUERDA QUE ERES MÍA de XAKURA O`HARA

A compartir, a compartir! Que me borran los posts!!

***SOLO HOY Hay momentos que deberían ser eternos de Megan Maxwell 

Una emotiva historia que nos enseña que el mejor viaje de la vida es el amor.

No te la puedes perder. Hay momentos que deberían ser eternos, la nueva novela de Megan Maxwell, llenará tu corazón de emociones y te hará sonreír con esas pequeñas cosas que convierten la vida en algo maravilloso...

DESCARGAR AQUÍ


CUANDO DUDES, RECUERDA QUE ERES MÍA de XAKURA OHARA
<h1>CUANDO DUDES, RECUERDA QUE ERES MÍA de XAKURA O
HARA pdf descargar gratis leer online

Ya está aquí la continuación de “Conociendo a Sarah”…, y no os dejará indiferente.Un romance erótico dentro del mundo BDSM, lleno de sexo y pasión bajo la mano firme de un Amo Ideal, que puede terminar enredado en la madeja de su Gata.La sumisa Sarah decide acudir a la convocatoria que su Amo, el escritor Donovan White, le ha hecho llegar para que se presente el 31 de diciembre en el Hotel Vanderbilt Manor, allí, se encontrará con su Contrato de Sumisión por tres años y descarnadamente con los deseos de su Amo, un Amo al que ama en secreto, aunque él no lo sepa, un Amo, que no la ama como ella le ama, pero a un corazón enamorado no le importa no ser correspondido, aunque sangre por ello hasta desangrarse. Siempre puede suceder lo que se cree imposible. Un Amo que desea hacer de ella su esclava obediente, su juguete complaciente, y su mascota fiel. Un Amo que también cederá un poco de sus convicciones más férreas para hacer las fantasías más perversas de Sarah realidad, al tiempo que, sin haberlo buscado realmente, será un Amo que se verá sometido por otra inesperada “Ama” a hacer realidad sus fantasías y exigencias más inesperadas y excitantes junto a Sarah. Un Amo que tienta y consiente a su sumisa Sarah con experimentar lo que él siente cuando la somete: la dominación. Un poder, que quizás se le escape de las manos a Sarah, porque ser «Amo» no es un juego de niños. Un Amo al que el Destino obligará a jugar sus cartas otra vez y a escoger tal vez a ciegas. Un Amo, que quizás pueda llegar a amar a Sarah. Destino ha movido pieza y ha repartido sus cartas a sus marionetas: ¿Qué sucederá?

ENLACES PATROCINADOS




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.