Dando Cuca en 4 de Franck Apasionado

Dando Cuca en 4 de Franck Apasionado

A compartir, a compartir! Que me borran los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura.Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida...

DESCARGAR AQUĂŤ


Dando Cuca en 4 de Franck Apasionado pdf

Dando Cuca en 4: Relatos de Sexo de Franck Apasionado pdf descargar gratis leer online

Desde los estrenos en el universo carnal ella no sabía que le estaría tan proporcionadamente, simplemente tenía que estrenar las pantorrillas y allí mismo le pagaban. Tenia la sabora garantizada cada término. Era su cosmos desde ese tiempo. Una oportunidad quiso ella transmitir de ejecutar eso, aunque no pudo. Ella se había acertado a si misma. Así como a ella, les pasa a muchas cualquieras en distintos ámbitos de la carrera, y el tiento es el sazón de desvío adonde las cualquieras descubren su yo interior. En el placer y nunca enclaustrando el placer muchas compañeras buscan como conformarse y hallar ese emplazamiento de admisión de que pueden o no, ser putas en la amistad y ahora verán ellas que les depara la fuerza real. En este álbum intitulado “dando la Cuca en 4” Franck Apasionado ha clasificado varias hazañas de chicas reales que descubrieron su costado perverso y aceptaron el amor para su regocijo personal y propinar fortuna para sentirse ellas mas putas. Espero os disfruten


Sentido De Puta Encubierto
ContinĂşo descubriendo un sentido de puta encubierto.
Hoy es el primer día que asisto a la Universidad, estoy muy emocionada, sé que conoceré a varias personas nuevas.
Me levanto muy temprano, y voy a la ducha, un rico baño tibio para relajar un poco mi nerviosismo. Siento como el agua tibia recorre mi piel, tomo un poco de jabón y empiezo a lavar mis partes íntimas.
Últimamente he estado un poco sensible de esa zona, con cualquier contacto siento como mi clítoris se erecta, los labios se hinchan, no sé qué es lo que sucede. Al terminar de tomar la ducha seco todas mis partes con delicadeza. Rápidamente coloco mi ropa interior, la cual fue escogida con mucho cuidado, ajusto la blusa blanca, la faldita corta negra que me encanta y mis lindos tacones rojos, quiero verme muy sexy el día de hoy.
Que rápido se me fue el tiempo¡¡, ya son las 6:30 am, me dirijo hacia la parada del bus. Hay bastante viento, roza mi cara y sin notarlo empieza a levantar mi falda. No me había percatado que atrás de mí venía un joven, de alrededor de unos 21 años, alto, delgado, barba cerrada. Pude darme cuenta como miraba mis piernas y como miraba mis nalgas cuando el viento levantaba la falda.
En ese momento, se cae uno de mis libros y me agacho por él , dejando expuestas mis nalgas y mi muy marcada vagina pues la tengo gordita y de labios rosas, siempre se marca a través de mi panty o cualquier pantalón ajustado que me ponga.
Escucho una voz que me habla, volteo mientras tomo los libros que se habĂ­an caĂ­do.
-Puedo ayudarte?, veo que te toman un poco de trabajo esos libros.
-Hola, sí gracias, eres un amor ¡¡, voy un poco apurada a tomar el bus y traigo varios libros pesados. Me sentí un poco sonrojada de ver lo guapo que es y huele muy bien, un aroma fresco y juvenil.
-Es un gusto ayudarte, por cierto, que guapa eres¡¡
-Gracias que amable. Este chico sí que está como para comérselo ufff. -Ohh mira ahí viene el bus¡¡
-Vamos te acompaño.
Subí al bus quedando é atrás de mí, no podía dejar de ver bajo mi falda y trataba de disimular su mirada.
Al ver su mirada sobre mi trasero sacudí más mi falda, para que pudiera apreciar mi cuerpo un poco más. Encontramos unos asientos vacíos y nos sentamos. El viaje hacia la universidad era de media hora.
Empecé a sentir ligeramente como sus dedos tibios rozaban mi pierna, esto me está poniendo caliente, volteo y miro fijamente a sus ojos y me regala una hermosa sonrisa. En ese momento estoy más segura de que le gusto.
-CĂłmo te llamas?
-Me llamo Braulio y tĂş?
-Soy Camila, un gusto de conocerte Braulio, sonrío y volteo a la ventana. Se que no quiero que éste momento se acabe nunca. Pego mis piernas un poco más hacia las suyas y siento como mis bragas están cada vez más mojadas.
Braulio se acerca más y pasa su mano por debajo de mi falda hasta llegar a cosita caliente, hace a un lado la braga y me empieza a acariciar la vagina, estoy que chorreo, solo puedo morder mis dedos, no puedo gritar de placer, estamos en el bus completamente lleno.
Pasaron unos cuantos segundos cuando empecé a separar un poco las piernas. Braulio retiro sus dedos y se los chupo para después meterlos a mi rica cálida y jugosa vagina, tenía que controlarme, él con el pene bien erecto, lo veía a través del pantalón que traía puesto. Debe tenerlo de buen tamaño, me encantaría poder tenerlo dentro de mí ahhhhh¡¡¡¡.
Me acerco hacia Braulio y le paso la lengua por la oreja, eso lo pone excita mucho más y ahora coloca sus dedos sobre mi clítoris, siento que voy a explotar de placer.
Más adelante nos percatamos que estamos llegando a nuestro destino. Mi ligue sacó los dedos de mí y acomodé la braga con la falda. Bajamos del bus y nos dirigimos a Universidad.
-Camila yo también estudio aquí¡¡
– Me alegra Braulio, yo seguĂ­a muy caliente, nos acercamos a los salones de clases y notamos que habĂ­a un aula vacĂ­a. Entramos, me sentĂ© en una de las bancas y me peguĂ© en el borde de la silla, empecĂ© a frotar la vagina caliente en el.
-Ven Braulio, mira cómo me tienes, toda mojada. Me acerqué al escritorio de espaldas a mi sexy amante, levanté mi falda, él hizo a un lado mi braga y me empezó a jugar la Cuca con la cabeza de su verga, la tenía gruesa como me gustan. Me la metió con fuerza sin aviso hasta el fondo, pegué un grito de placer y los gemidos fueron cada vez más constantes.
-Que rico estás¡¡, mĂ©tela toda Braulio, haz que brote la puta que llevo dentro …
Traicionando Amistades
Finalmente llegó el viernes por la noche, durante los fines de semana solía salir con mi amiga y su novio, por lo cual aprovechaba a ponerme coqueta. Visitábamos lugares como restaurantes o clubes nocturnos y el novio de mi amiga siempre aprovechaba algún descuido de ella y me tocaba de manera indecente.
Me agarraba la pierna debajo de la mesa, o si estaba de espaldas a Ă©l me rozaba las nalgas con su paquete, sin embargo, yo nunca le decĂ­a nada a mi amiga.
Hasta un día que estando ella en el baño su novio me robó un beso y luego de ello metió su mano bajo mi falda y me abrió el culo con sus dedos estimulándolo como si me fuera a penetrar.

Leave a Reply

comment-avatar

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cĂłmo se procesan los datos de tus comentarios.