El Profesor de √Čtica de Esther Llull

A compartir, a compartir! Que me borran los posts!!

El Profesor de √Čtica de Esther Llull

LA RECONCILIACI√ďN Y CATHARSIS CON LA VIDA CON LA ESPERANZA DE LIBRARSE DE LAS DUDAS Y LA INDECISI√ďN, NO S√ďLO DE LOS DOLORES -Simone, estudiante de √©tica, conoce a uno de los maestros de la Sorbona en una ciudad del Piamonte italiano. A partir de ese encuentro con el profesor y su mujer, Minerva, es invitada a su casa de verano, donde ella y otro disc√≠pulo franc√©s se conocer√°n. All√≠ compartir√°n el buen vino de Barolo entre di√°logos de √©tica, acerca del jard√≠n de Epicuro y del estoicismo de Marco Aurelio y Epicteto. As√≠ como volver√°n a la se√Īa de los tiempos modernos con el utilitarismo ingl√©s y el racionalismo kantiano. Entonces la comunicaci√≥n entre ellos se perder√° y no volver√°n a encontrarse hasta diez a√Īos despu√©s cuando Simone experimenta la nostalgia por aquel tiempo adolescente pasado.Como si fuera un momento de catharsis √≥rfica y de purificaci√≥n en un af√°n de conocerse a s√≠ misma y de resolver la indecisi√≥n de su vida, ella busca la reconciliaci√≥n con la esperanza de librarse de sus dolores._‚ÄúLo que han hecho las matem√°ticas al acaparar a todas las ciencias es que han bloqueado la √©tica normativa. Han dejado al hombre sin un lenguaje y sin √©tica. No hace falta ver las consecuencias de lo que se ha causado‚ÄĚ, piensa Simone para s√≠ al finalizar ese d√≠a.Con el bloqueo cientificista todo intento de fundamentaci√≥n filos√≥fica √ļltima no existe, nada se cuestiona ya. ¬ŅC√≥mo ha de ser concebible un concepto de fundamentaci√≥n √ļltima filos√≥fica que no sea id√©ntico con el de la deducci√≥n l√≥gica ‚Äēdice la matem√°tica‚Äē? Y se inventa el trilema de M√ľnchhausen, tal como lo formulara Albert. -Porque no pueden pensar que estemos en manos de los locos y los irracionales. Pero los matem√°ticos nos han llevado con sus excesos a esta locura.Se trata ahora de fundamentar racionalmente el comprometimiento √©tico por la ciencia como exigencia de la raz√≥n pr√°ctica en el sentido de una √©tica de la responsabilidad. Pero, aun cuando esto se lograra, se plantear√≠a, por √ļltimo, la pregunta radical de saber por qu√© se debe ser racional y responsable. Y, seg√ļn Popper, esta √ļltima pregunta puede ser respondida s√≥lo a trav√©s de un ‚Äúact of faith‚ÄĚ, es decir, de una decisi√≥n pre-racional, y justamente, en esta medida, moral.Y a partir de esto, los matem√°ticos, como Edgar, nos han quitado el derecho a la palabra porque se creen m√°s listos. Cuando es la misma ciencia la que niega el positivismo-cientificista. -La validez de la ciencia y de la √©tica depende ‚Äēas√≠ parece ahora‚Äē en √ļltima instancia de nuestra decisi√≥n de voluntad pre-racional._El epicure√≠smo es una manera de vivir, algo m√°s cercano a una religi√≥n. La Carta a Meneceo es uno de los escritos que es una s√≠ntesis de los principios y convicciones de esa manera de vivir.‚Äē¬ŅEpicuro es tu fil√≥sofo predilecto? ‚ÄēS√≠, tal vez lo sea. El criterio b√°sico del conocimiento es la sensaci√≥n, que siempre es verdadera, y el error se origina en el juicio que imagina o se representa ideas que carecen de fundamento real. As√≠ los dioses son s√≥lo im√°genes de unos seres felices e inmortales cuya realidad no podemos verificar. Los criterios de verdad son los sentidos, las presunciones y las pasiones, es decir, lo que nos entra por los sentidos, lo que podemos presumir que ocurrir√° gracias a la memoria y lo que nos produce dolor o placer._Congraciarse con la realidad es lo que ha venido a entenderse como la resignaci√≥n estoica. Ducunt volentem fata, nolentem trahunt (‚Äúel destino dirige a quien lo consiente, traiciona a quien lo rechaza‚ÄĚ), escribe S√©neca. Da lo mismo el esclavo que el se√Īor, lo importante es saberse y sentirse libre. Esclavitud y libertad no se contradicen pues ‚Äúno hay esclavitud m√°s vergonzosa que la voluntaria‚ÄĚ, afirma Epicteto_La √ļnica forma de hacer frente a la adversidad que est√° en nuestras manos y que puede transformar la inquietud y el dolor en paz interior, la √ļnica arma que tenemos para ello es el pensamiento, lo √ļnico que nos hace libres

 LEER Y DESCARGAR GRATIS 

⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇

Este libro está disponible en Amazon y más de un millón de títulos más los puedes leer y descargar gratis a través de ¬ęKindle Unlimited¬Ľ haciendo clic AQUÍ y registrándote en el programa. Sólo te llevará un par de minutos y es ¡GRATIS!
 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.