Entregada a mi futuro suegro

Entregada a mi futuro suegro

A compartir, a compartir! Que me borran los posts!!

Ya Disponible Dímelo Con Besos (Dímelo bajito 3) de Mercedes Ron

La autora superventas Mercedes Ron está de regreso... Tras el gran éxito de su nueva serie DÍMELO con Dímelo Bajito y Dímelo En Secreto que ya ha cautivado a millones de lectoras, llega la tercera parte que cierra la trilogía Dímelo Con Besos

DESCARGAR AQUÍ


Perdiendo mi Virginidad РEntregada a mi futuro suegro: Una chica de 18 a̱os desea tener su primera vez con alguien de confianza, es por eso que escoge a su suegro, quien sera su profesor y maestro de Sombras Felinas CSA

¿Qué harías tú, si una chica de 18 años que será tu futura yerna te pide ser su primera experiencia sexual?

Una chica de 18 años mayor de edad llamada Alejandra tiene un noviazgo con un chico de su misma edad llamado Esteban, ellos tienen excelente comunicación y juntos estudian en un preuniversitaria para postular a la universidad, es aquí donde esta fogosa chica cae en los encantos de Ernesto, su futuro suegro, un hombre que trata de mirarle disimuladamente por respeto a su hijo, pero el “olor a nuevo” y la carne es mas fuerte.

Alejandra trata de jugar “a lo grande” intentando dominar la situación y encara al hombre maduro, incitándole a vivir su propio juego sexual, pero lo que no sabe esta chica es que recibirá una iniciación sexual feroz, de manos de un excelente profesor, el que le enseñará como follar, posiciones y le hará descubrir nuevas sensaciones.

A continuación, algunas partes del relato:

“Era un manojo de gimoteos y ruegos, pidiendo que chupara más cuando su boca atacaba mi entrada, añorando que su lengua se encontrara con mi clítoris, que sus manos me agarraran hasta marcar mi piel…
Él no tenía que volver a repetirlo, mi coño estaba mojado, su pene estaba húmedo, solo faltaba que mi virginidad fuera despojada, no teníamos por qué retrasarlo más, no cuando no teníamos todo el tiempo que quisiéramos, no cuando ambos estábamos listos para fundirnos en uno solo…
Comencé a sentir cómo mi vagina se contraía, palpitando y apretándose, un chillido que no pude evitar salió de mi boca al mismo tiempo que mis uñas se enterraban en los hombros de Ernesto…”

No te pierdas detalles de chica y el “adiós” de su himen

ENLACES PATROCINADOS