feliz navidad de Lane Blake

feliz navidad de Lane Blake

A compartir, a compartir! Que me borran los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversi√≥n. Locura.Vuelve a so√Īar con la nueva novela de la autora nacional m√°s vendida...

DESCARGAR AQU√ć


feliz navidad de Lane Blake pdf

feliz navidad: MMMM, erótica gay, vecinos, relaciones abiertas, más joven/mayor, sexo en grupo, torcedura, fisting por primera vez, DP de Lane Blake pdf descargar gratis leer online

advertencia: este huelgo para proscenios de gentilicio carnal transparente y est√° destinado a descifradores caudillos de 18 a√Īos.

nacimiento de 2021: evan pose√≠a fuertes certidumbres de c√≥mo se desarrollar√≠a ese d√≠a, exclusivamente cuando √©l y su duplo dependieron dominados a la desposa de sus relaci√≥n y vecindario. las consejos que los tipazos ten√≠an ligados siempre fueron inn√ļmero para evan, pero hab√≠a comenzado a tramar que hab√≠a algo que se estaba malogrando. ese a√Īo invent√≥ que merecer√≠a substituir eso.

nochebuena de 2022: con el melodrama de la natividad mencionado todav√≠a aportando vueltas en su ingenio, evan se hab√≠a excluido de todos. hab√≠a respetado depurar las juntas que una vez hab√≠a admirado. eso era algo que aprend√≠a que frenaba que volver la tortilla. cuando se erige a su surtida otra oferta de los poblaci√≥n, esta aseverando ordenarle todo lo que me afane, piensa que ya no puede rebuznarlos. se√Īaladamente ahora que hab√≠a un inexperto inexperto que se hab√≠a adicto a las conclaves. ¬Ņpodr√≠a ser ese joven el que le repartiera todo lo que hab√≠a fantaseado?


Parte 1.
Navidad 2021
Evan abrió la puerta del coche e inmediatamente sintió que el aire helado le golpeaba la cara.
¬ęMierda.¬Ľ Mordi√≥. ¬ŅPor qu√© diablos se hab√≠a quitado la chaqueta cuando sali√≥ de la oficina? Bueno, √©l sab√≠a la respuesta a eso. Era Navidad, y aunque acababan de llegar a la v√≠spera de Navidad, la cocina que su pareja de diez a√Īos hab√≠a estado haciendo durante la mayor parte del mes comenzaba a tener efecto. S√≠, aunque necesitaba el calor extra de esa chaqueta, no hab√≠a forma de que pudiera sentarse y conducir con ella.
Se volvi√≥ hacia el coche, ya sintiendo que le casta√Īeteaban los dientes. Volvi√≥ a entrar y agarr√≥ su chaqueta y la bolsa por la que hab√≠a ido a la tienda durante la hora del almuerzo. Solo esperaba que esa carrera loca a las tiendas en un almuerzo de Nochebuena hubiera valido la pena. Evan sab√≠a que ser√≠a cuando ver√≠a la suerte en el rostro de Craig.
‚ÄúHola vecino, feliz Navidad‚ÄĚ. Evan se enoj√≥ al escuchar la voz de Jack detr√°s de √©l. Su pie resbal√≥ en el suelo ya helado.
¬ęMierda.¬Ľ Evan grit√≥ mientras usaba su mano libre para agarrar la puerta abierta del auto.
¬ęTranquilo. Te necesitamos luchando en forma para la fiesta‚ÄĚ.
¬ę¬ŅFiesta?¬Ľ pregunt√≥ Evan, confundido, tan pronto como su coraz√≥n se calm√≥ un poco despu√©s de casi aterrizar de espaldas al lado del auto.
‚ÄúS√≠, fiesta. No me digas que no has visto mi invitaci√≥n. Jack dijo, y el hombre ten√≠a un brillo de complicidad en sus ojos. Era uno que Evan hab√≠a llegado a conocer durante los diez a√Īos que hab√≠an sido vecinos y amigos. Fue el destello que mantuvo a Evan, Craig y Stephen, el compa√Īero de Jack, de la misma cantidad de a√Īos en una relaci√≥n abierta.
‚ÄúNo, no he visto nada. He estado atrapado en la oficina‚ÄĚ. dijo Evan, y s√≠, todav√≠a estaba enojado porque su jefe lo hab√≠a hecho trabajar en Nochebuena. Atrapado pr√°cticamente solo en la oficina era exactamente lo que ten√≠a en mente.
‚ÄúBueno, eso apesta, pero mi invitaci√≥n no. Entonces, los dejar√© entrar y los ver√© a ambos pronto‚ÄĚ. Jack dijo mientras se volv√≠a hacia su casa. Evan lo vio alejarse sin poder apartar los ojos de su trasero. No pudo evitar que se formara una peque√Īa sonrisa en la comisura de su boca mientras hac√≠a esto.
Sí, tuvo suerte. Tenía lo mejor de todo. No solo tenía la pareja más increíble, sino también vecinos con los que la gente fantaseaba.
Sacudió la cabeza y el movimiento tuvo el efecto deseado. Lo libró de los pensamientos que se arrastraban por su mente y obligó a su atención a volver a lo que había estado haciendo antes de que Jack le hablara.
Mientras mov√≠a los pies m√°s despacio esta vez, con cuidado de no resbalar en el hielo de nuevo, cerr√≥ la puerta y agarr√≥ con fuerza los objetos que ten√≠a en la mano. Cerr√≥ el auto y se dirigi√≥ a la puerta principal. Ya estaba oscureciendo, y sab√≠a que no pasar√≠a mucho tiempo antes de que la nieve comenzara a caer. Finalmente, ahora que hab√≠a terminado el trabajo de la semana, realmente comenzaba a tener esa sensaci√≥n navide√Īa.
Ese sentimiento se intensific√≥ cuando empuj√≥ la puerta principal y m√°s de la cocina de Craig flot√≥ hacia √©l. Respir√≥ hondo, tratando de adivinar qu√© golosinas le esperaban en la cocina esta vez. Se volvi√≥ para cerrar la puerta principal, sintiendo el calor de la casa ba√Īarlo y deshacerse del fr√≠o. Coloc√≥ su chaqueta en el gancho junto a la puerta. Era la chaqueta de su traje y sab√≠a que Craig querr√≠a volver a ponerla arriba en el armario, pero por ahora, era mejor mantener el lugar ordenado. As√≠ era como le gustaba a su hombre.
Dej√≥ la peque√Īa bolsa de regalos en el suelo. Sab√≠a que la emoci√≥n de Craig por la Navidad lo har√≠a notar eventualmente, pero tener regalos all√≠ para √©l en la ma√Īana de Navidad evitar√≠a que el hombre husmeara.
Evan avanz√≥ hacia la cocina y el olor a horneado. Cuanto m√°s se acercaba, m√°s sonidos pod√≠a escuchar provenientes de la puerta cerrada. Agarr√≥ la manija de la puerta y la abri√≥. El suave zumbido de la m√ļsica navide√Īa llen√≥ sus o√≠dos, as√≠ como el ruido de las cacerolas chocando entre s√≠ cuando Craig las volvi√≥ a colocar dentro de la alacena de la cocina.
¬ęEsto se ve incre√≠ble¬Ľ. Evan dijo tan pronto como vio las galletas horneadas en el mostrador de la cocina. A pesar de que ahora no pod√≠a conducir con la chaqueta puesta, eso no iba a impedir que disfrutara del horneado de Craig. Despu√©s de todo, era Nochebuena.
Craig se dio la vuelta justo cuando Evan se acercaba unos pasos a las galletas. ¬ęOh, no. No son por ahora. Son para ma√Īana. Craig dijo mientras daba un paso adelante para apartar la mano de Evan del lado del plato donde las galletas hab√≠an sido colocadas para que se enfriaran. ¬ęY a√ļn no los he decorado¬Ľ. Dijo, y Evan mir√≥ a la cara del hombre. Dios, realmente era perfecto para √©l. Lo hizo feliz y lo hab√≠a hecho durante los √ļltimos diez a√Īos. Sin mencionar el hecho de que pod√≠a cocinar.
¬ęSe ven genial. ¬ŅPor qu√© necesitan ser decorados? Ya tienen forma de √°rboles de Navidad, ¬Ņno es suficiente? Solo seremos nosotros dos‚ÄĚ. dijo Evan, y de todos modos estuvo seriamente tentado a cagar una de las galletas.
‚ÄúBueno, s√≠, seremos nosotros dos la mayor parte del d√≠a, pero no todo‚ÄĚ. dijo Craig, y eso hizo que Evan retrocediera un paso.
Por favor, dime que tu madre no viene. Ella me odia.¬Ľ dijo Evan, sabiendo muy bien que no era una exageraci√≥n.
¬ęNo, no es mi madre, y ella tambi√©n me odia, recuerda¬Ľ. dijo Craig, y aunque sab√≠a que eso no era exactamente cierto, no pudo evitar asentir.
Hab√≠a visto a la madre de Craig solo una vez en los diez a√Īos que hab√≠an estado juntos. Despu√©s de que la mujer dijera lo agradable que era conocer a uno de los amigos de su hijo varias veces, y Craig luego la corrigiera, ella sali√≥ furiosa del apartamento en el que √©l viv√≠a en ese momento, diciendo que no pod√≠a sentarse all√≠ y ver a su hijo tirar su vida por la borda con un hombre. As√≠ que no, la mujer no odiaba a su hijo, simplemente no le gustaban sus elecciones de vida.
¬ęNo, tenemos una invitaci√≥n¬Ľ. dijo Craig, y cuando Evan lo vio girar la cabeza para mirar hacia la mesa de la cocina, las palabras de Jack desde afuera volvieron a su cabeza. Estaba seguro de que esto ten√≠a todo que ver con los vecinos.
Sigui√≥ la mirada de Craig hacia la mesa y sus ojos se posaron en el peque√Īo sobre rojo.
‚ÄúVe a echar un vistazo . Obviamente, no hay presi√≥n, pero creo que podr√≠a sorprenderte lo que han planeado‚ÄĚ. dijo Craig, y Evan se gir√≥ para caminar hacia el sobre.
Pod√≠a adivinar por lo que Jack hab√≠a dicho afuera que iba a ser alg√ļn tipo de fiesta. Y si la invitaci√≥n era simplemente invitarlos a ambos a la casa, no fue una gran sorpresa. Pasaban tardes juntos una vez cada dos meses. A veces, Evan cenaba primero, pero recibir una invitaci√≥n en Navidad era algo nuevo. Durante todo el tiempo que Evan hab√≠a estado con Craig, nunca hab√≠an hecho nada con nadie. Siempre eligen pasar la noche anterior y luego el d√≠a real juntos. Tambi√©n lo sorprendi√≥ lo feliz que sonaba Craig con la idea. ¬ŅSu pareja necesitaba algo diferente? Su est√≥mago dio un vuelco ante la idea. Si ese era el caso, entonces tal vez Evan no se sintiera as√≠. Solo tal vez no tendr√≠a nada de qu√© preocuparse en lo que respecta al regalo que hab√≠a comprado esa tarde.
Evan mir√≥ el sobre y frunci√≥ el ce√Īo. Puso las yemas de los dedos en la esquina y lo gir√≥ para poder leer lo que hab√≠a escrito en √©l. Sus ojos se abrieron cuando las palabras se hundieron en su cerebro.
¬ę¬ŅFeliz Navidad ?¬Ľ Evan ley√≥ las palabras en voz alta mientras se giraba para mirar a Craig.
‚ÄúS√≠, pens√© que era gracioso. Sin embargo, mira la invitaci√≥n, es linda‚ÄĚ. Dijo, y de nuevo Evan se sorprendi√≥ de lo entusiasmado que parec√≠a estar Craig con la idea. A menos que no hubiera entendido bien las cosas.
Cogió el sobre, le dio la vuelta y sacó la tarjeta de la parte de atrás. La tarjeta blanca con un reno en un lado estaba junto a la elegante fuente.
‚ÄúEst√°s invitado a la fiesta Merry Fistmas con tus vecinos favoritos. Te esperamos a las 13:00 el d√≠a de Navidad. Todos nos mantendremos calientes‚ÄĚ. Una vez m√°s, Evan ley√≥ en voz alta lo que hab√≠a escrito en la tarjeta.
‚ÄúCreo que a Jack realmente le est√° empezando a gustar la planificaci√≥n de fiestas‚ÄĚ. Craig se burl√≥, y Evan mir√≥ hacia atr√°s para ver que su compa√Īero caminaba hacia la nevera.
¬ę¬ŅRealmente vamos a esto?¬Ľ pregunt√≥ Evan, y esta vez fue Craig quien se gir√≥ para mirarlo.
¬ęSi, Por qu√© no. Siempre nos divertimos con ellos‚ÄĚ.
Pero es el d√≠a de Navidad. Eso siempre ha sido s√≥lo para nosotros dos. Pasamos tiempo con ellos todo el a√Īo‚ÄĚ. Evan dijo, y los sentimientos que comenzaban a surgir dentro de √©l lo estaban tomando con la guardia baja.
‚ÄúBueno, nos salva de estar solos. Todav√≠a tendremos la ma√Īana juntos. Pens√© que ser√≠a bueno hacer algo un poco diferente‚ÄĚ. Dijo Craig, y cuando Evan lo vio volverse hacia el refrigerador, se dio cuenta de que, en lo que a su compa√Īero se refer√≠a, su conversaci√≥n hab√≠a terminado. ¬ŅC√≥mo podr√≠a ser eso posible? ¬ŅC√≥mo pod√≠a renunciar al d√≠a en que hab√≠an pasado los √ļltimos nueve a√Īos juntos?
‚Äú¬ŅSabes que este es nuestro largo a√Īo juntos? Pens√© que dado su aniversario al d√≠a siguiente, podr√≠amos hacer algo especial‚ÄĚ. dijo Evan, recordando d√≥nde hab√≠a estado hace diez a√Īos.
Evan hab√≠a estado solo. Hab√≠a pasado la primera Navidad sin su familia a su alrededor y hab√≠a pasado dos de los d√≠as m√°s solitarios de su vida. Estaba en el fondo cuando entr√≥ en ese bar el d√≠a despu√©s del d√≠a de Navidad. Craig hab√≠a estado all√≠, tambi√©n solo, pero hab√≠a estado esperando a sus amigos. Se hab√≠an puesto a hablar, y Evan supo en un abrir y cerrar de ojos que tendr√≠a a alguien con √©l cuando volviera la Navidad. √Čl hab√≠a tenido raz√≥n. De hecho, Craig hab√≠a estado con √©l por mucho m√°s tiempo que solo la Navidad que sigui√≥.
‚ÄúS√© qu√© d√≠a va a ser. Para ser honesto, pens√© que esta podr√≠a ser una forma de celebrarlo. Todav√≠a pasaremos ese d√≠a juntos‚ÄĚ. Craig dijo y se alej√≥ del refrigerador y se acerc√≥ a Evan.
Evan estaba impotente cuando Craig se par√≥ en sus brazos y coloc√≥ sus manos en las caderas de Evan. Sus cuerpos se presionaron juntos, y Evan instant√°neamente sinti√≥ que su polla se agitaba. Eso no fue lo √ļnico, cuando Craig cerr√≥ la brecha entre ellos y coloc√≥ sus labios sobre los suyos, la mente de Evan dio vueltas. Tal vez esto podr√≠a funcionar a su favor. Solo que tal vez podr√≠a ir perfectamente bien con el regalo que les hab√≠a comprado.
Empujó su lengua dentro de la boca de Craig, e hizo que el hombre gimiera tal como le gustaba a Evan. Sin embargo, después de un par de segundos, Craig retrocedió.
‚ÄúEso puede esperar hasta despu√©s. Vamos, puedes ayudarme a decorar las galletas‚ÄĚ.
****
Evan bajó las escaleras antes de que Craig se despertara. Aunque no iban a pasar todo el día de Navidad juntos como lo harían normalmente, estaba ansioso por comenzar las cosas de la misma manera.
Mir√≥ la bolsa de regalo que a√ļn estaba en el suelo del pasillo. Sinti√≥ que los nervios que hab√≠an estado en la boca del est√≥mago la noche anterior volv√≠an a aparecer. Por supuesto, Craig hab√≠a notado la bolsa tan pronto como ambos salieron de la cocina la noche anterior. Les hab√≠a tomado un poco de tiempo decorar las galletas, y despu√©s de que Craig se puso un poco de mal humor con √©l por no colocar los adornos hechos de glaseado en los lugares correctos, se sirvi√≥ un vaso grande de vino tinto y se sent√≥ a la mesa. la mesa. Craig no hab√≠a dicho nada. Lo mir√≥ y sonri√≥. Aunque hab√≠a pedido ayuda, Evan sab√≠a que el hombre preferir√≠a que lo dejaran solo.
Sin embargo, al final, Craig hab√≠a terminado y se hab√≠an decidido por una pel√≠cula navide√Īa para ver en la comodidad de su sala de estar. Hab√≠an pasado la noche envueltos el uno en el otro en el sof√° con las luces del √°rbol de Navidad brillando en la ventana.
Hab√≠a sido mientras estaba en ese sof√°, con su hombre en sus brazos, cuando sus nervios se calmaron. ¬ŅPor qu√© hab√≠a estado tan preocupado por el regalo que les hab√≠a comprado? Seguramente un cambio ser√≠a bueno para su relaci√≥n y, si era honesto consigo mismo, esperaba que la idea en la que hab√≠a estado pensando durante un tiempo excitara a Craig tanto como a √©l.
Mientras los créditos de la película, habían sido vistos en la pantalla, una parte de Evan se preguntó si debería haberle dado la bolsa a Craig esa noche, pero cuando movió su brazo y la cabeza de Craig se acurrucó más cerca a su costado, él Miró hacia abajo para ver que el hombre estaba durmiendo. Había sacado la idea de su mente y, en cambio, despertó a Craig lo más suavemente que pudo, y se dirigieron a la cama.
Ahora bien, mientras se dirig√≠a a la cocina, se pregunt√≥ si deber√≠a darle la bolsa a Craig. Por supuesto, no era el √ļnico regalo que le hab√≠a dado a su pareja, y si mov√≠a la bolsa ahora, podr√≠a haber una peque√Īa posibilidad de que Craig lo olvidara.
Evan encendió la tetera y se llevó el lado del pulgar a la boca. Masticó ligeramente un lado de su piel antes de detenerse. Sí, eso iba a hacer que sus manos se vieran realmente atractivas.
Se volvi√≥ para mirar la bolsa en el pasillo. A pesar de que pens√≥ que podr√≠a deshacerse de √©l sin que Craig se diera cuenta, tambi√©n conoc√≠a a su compa√Īero demasiado bien. Cuando lleg√≥ el d√≠a de Navidad, el hombre volvi√≥ a ser como un ni√Īo. Conoc√≠a todos los regalos que se hab√≠an colocado debajo del √°rbol, y Evan hab√≠a adivinado solo por el peso cu√°les eran la mayor√≠a. S√≠, Evan sab√≠a en el fondo que deshacerse de √©l no era una opci√≥n. No, lo √ļnico que pod√≠a hacer era d√°rselo y decirle lo que hab√≠a estado pasando por su mente en ese momento.
Evan alcanz√≥ la puerta de la unidad de la cocina mientras pensaba en cu√°ndo se le hab√≠a ocurrido la idea por primera vez. Hab√≠a sido su √ļltima sesi√≥n ya finales de octubre. Pensando ahora, el fisting en Halloween tambi√©n hab√≠a venido con una invitaci√≥n y una sugerencia de que realmente se disfrazaran , hecha por supuesto por Jack. Craig hab√≠a sido el que se uni√≥ a eso, y para el deleite de Evan, el hombre hab√≠a hecho un vampiro sexy como el infierno, y ahora Evan pod√≠a ver de qu√© estaba hablando Craig la noche anterior. Tal vez a Jack le estaba empezando a gustar la planificaci√≥n de fiestas m√°s tem√°ticas.
Había sido cuando habían comenzado su sesión, la forma en que siempre lo hacían que el pensamiento había aparecido en su mente. De repente se encontró preguntándose cómo sería ser Craig y Jack en ese momento.
Quer√≠a saber c√≥mo se sentir√≠a si alguien viniera detr√°s de √©l. Coloque suavemente una mano en su cadera. Quer√≠a saber c√≥mo ser√≠a que alguien empujara sus dedos dentro de √©l, estir√°ndolo m√°s y m√°s antes de meter todo el pu√Īo dentro.
Sin embargo, Evan entendió que no era tan fácil. Entendió el trabajo por el que había pasado Craig para poder tomar a alguien así. Para poder hacer eso con él, había pasado por la preparación. Ese trabajo de preparación era algo que había estado haciendo mucho antes de que Evan lo conociera, y luego habían explorado el problema juntos.

Leave a Reply

comment-avatar

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.