Los Marqueses de El Piélago: Hijas de nadie de Maribel Fernández Cárcel

A compartir, a compartir! Que me borran los posts!!

***SOLO HOY Vaya vaya, cómo has crecido de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con la historia de Raquel, una joven periodista a la que le encargan entrevistar al guapísimo actor de moda Manuel Beltrán.

Cuando surge la magia entre dos personas, el √ļnico que manda es el coraz√≥n. Lo que comenz√≥ como una entrevista se convertir√° en un tremendo asedio al coraz√≥n...

DESCARGAR AQU√ć


Los Marqueses de El Piélago: Hijas de nadie de Maribel Fernández Cárcel

Cuando de nuevo volv√≠ al convento en busca de Guillem, mi gran amor, jam√°s pens√© que mi vida diese aquel cambio tan brusco e inesperado.√Čl nunca se crey√≥ la historia de la escena con mi amiga Tere en el hotel Ritz, que fue preparada entre ambas para salvarle la vida. Quiz√°s fuese eso o porque era la forma m√°s diplom√°tica de decirme que no quer√≠a reanudar nuestra relaci√≥n, que le hab√≠a hecho demasiado da√Īo, y que ya formaba parte de su pasado. Aquel amor que desbordaba en nuestros corazones, tiempo atr√°s, se hab√≠a quedado para √©l en el olvido.El asesinato de una religiosa en aquel convento complic√≥ mucho m√°s las cosas e incluso se agrav√≥ cuando el inspector de polic√≠a nos llam√≥ a declarar y √©l confes√≥ que la noche de la fiesta, que fue la anterior en la que se cometi√≥ aquel cruel asesinato, la pas√≥ con la v√≠ctima√Čl, desde el principio, se convirti√≥ en el principal sospechoso y, aunque yo ten√≠a una √ļltima carta guardada, que nadie esperaba, no sirvi√≥ para nada.Era indudable que Dios me trajo a aquel mundo para sufrir. Quiz√° era la √ļnica forma de purgar aquel pecado que fue enamorarme locamente de un sacerdote.La iglesia emplear√≠a todo su poder contra √©l. No les import√≥ que Guillem tambi√©n fuese un ministro m√°s de la palabra de Dios. Las grandes jerarqu√≠as eclesi√°sticas, lo mismo que en la sociedad civil, eran las que dirig√≠an aquel pa√≠s, en aquella dictadura cruel y que siempre pagaban los m√°s d√©biles.Pero aqu√≠ no acabar√≠a todo, porque todav√≠a hab√≠a muchas cosas por descubrir en aquel mundo lleno de lujos innecesarios y que la iglesia ocultaba.Los religiosos antes de jurar sus votos, hab√≠an llevado una vida normal como cualquier ciudadano de a pie con sus m√°s y sus menos.La madre Gabriela, el padre Agust√≠n y la madre abadesa, del primer y segundo convento, en este √ļltimo donde estuve como monja de clausura, ocultaban verdaderas tragedias dentro de la iglesia y fuera de ella, de sus propias vidas

ENLACES PATROCINADOS




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.