Orgullo enfermero de Enfermera Saturada

Orgullo enfermero de Enfermera Saturada

A compartir, a compartir! Que me borran los posts!!

***SOLO HOY ÂżUn Ășltimo baile, milady? de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romĂĄntico-erĂłtica tan ardiente que se derretirĂĄ en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura.Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional mås vendida...

DESCARGAR AQUÍ


Libros A Descargar Gratis

Orgullo enfermero de Enfermera Saturada pdf

Orgullo enfermero: Ni héroes ni villanos, lo que siempre fuimos de Enfermera Saturada pdf descargar gratis leer online

El testimonio de cĂłmo las enfermeras luchamos contra un virus que paralizĂł al mundo.

2020 fue el Año Internacional de las Enfermeras. Lo celebramos de un modo extraño y al que no estamos acostumbradas: luchando contra el coronavirus debajo de un EPI, siendo protagonistas en los balcones de cada casa, en los medios de comunicación y, finalmente, en los centros de vacunación. No hubo fiestas ni actos especiales en nuestro año ni en el siguiente, pero sí hubo un sentimiento de orgullo por saber que eståbamos haciendo historia. Siempre habíamos estado ahí, pero pocas veces se nos había visto tanto. También seguiremos estando cuando se apaguen los focos.

Esta es la historia de todo lo que sucedió después de la primera ola, cuando veíamos con desesperación cómo la Covid-19 volvía a llenar hospitales, de una pandemia que jamås olvidaremos y de la campaña de vacunación mås grande que la humanidad ha vivido. Millones de dosis de esperanza administradas con orgullo por enfermeros y enfermeras alrededor del mundo, los mismos que primero lucharon armados con bolsas de basura y que lo hicieron después con una jeringuilla en la mano.

Esta es la historia de una enfermera que luchó contra el coronavirus en primera línea, armada con una bolsa de basura y una mascarilla reutilizada. Pero, en realidad, es también la de todos los enfermeros y las enfermeras que plantaron cara al virus, esos a los que la sociedad llamó héroes, y por quienes aplaudía a las ocho, mientras ellos y ellas vivían con el miedo pegado a su espalda.

Es el testimonio de sus lĂĄgrimas, temores y sacrificios, y a la vez de la inmensa felicidad que sentĂ­an cada vez que apagaban un respirador y entregaban el alta a un paciente.

«El testimonio de cómo las enfermeras vivimos los días en que un virus paralizó el mundo en poco mås de tres meses y sumió a España en la peor pandemia del siglo XXI.»

ENLACES DE DESCARGA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cĂłmo se procesan los datos de tus comentarios.