Te quiero a mi lado novela

Te quiero a mi lado novela

A compartir, a compartir! Que me borran los posts!!

***SOLO HOY Las Guerreras Maxwell, 7. Atrévete a retarme De Megan Maxwell

Regresa Megan Maxwell con la s√©ptima entrega de la famosa saga ¬ęLas guerreras Maxwell¬Ľ.

Sin duda te llegará al corazón.Descubre, con esta nueva entrega, cómo los retos acaban dando paso a nuevas oportunidades...

DESCARGAR AQU√ć


Libros A Descargar Gratis

Te quiero a mi lado novela pdf

Te quiero a mi lado novela completa pdf gratis descargar leer online Miniread

Urbano
Amor destinado

Capítulo 1 El momento de poner fin a las cosas entre nosotros

  • Marta Sosa se sorprendi√≥ cuando recibi√≥ los resultados de su prueba de embarazo.
  • ¬ę¬°Estoy embarazada de Nicol√°s!¬Ľ
  • A lo largo de sus tres a√Īos de matrimonio, hab√≠a tenido dificultades para concebir, por lo que ese embarazo no era poca cosa. Rebosante de alegr√≠a, no pod√≠a esperar a compartir la buena noticia con Nicol√°s mientras sal√≠a con el resultado. Sin embargo, vio una figura familiar tras doblar una esquina.
  • ¬ę¬ŅMarisa Colm√°n? El primer amor de Nicol√°s, ¬°est√° aqu√≠!¬Ľ.
  • Marta persigui√≥ a la mujer y vio que su marido la sosten√≠a con cuidado. Se supon√≠a que estaba trabajando en la oficina. La mujer parec√≠a estar embarazada de unos cinco meses.
  • ‚ÄĒNicol√°s, ¬Ņpuedes relajarte? Estoy bien. El beb√© tambi√©n est√° bien.
  • ‚ÄĒEs mejor ir a un chequeo. Este beb√© es el primer nieto de mi familia. No debe pasarle nada.
  • Marisa sonri√≥ con calidez, disfrutando de los cuidados amorosos del hombre. Sin embargo, Marta se sinti√≥ herida y traicionada por lo que vio.
  • ‚ÄĒ¬ŅQu√© est√°s haciendo?
  • Estaba agarrando el resultado de la prueba con tanta fuerza que sus u√Īas se clavaron en la palma de la mano, haciendo brotar sangre. Pero ese dolor no era nada comparado con la angustia que sent√≠a en ese momento.
  • Para dar a Nicol√°s un hijo, hab√≠a probado todo tipo de remedios caseros y consultado a todos los m√©dicos para mejorar sus posibilidades de concebir, dada la debilidad de su √ļtero. En los √ļltimos tres a√Īos, hab√≠a estado a punto de morir varias veces. De forma inesperada, el d√≠a que se enter√≥ de su embarazo, tambi√©n vio a Marisa llevando a su beb√©.
  • ‚ÄĒ¬ŅPor qu√© est√°s aqu√≠? ‚ÄĒNicol√°s frunci√≥ el ce√Īo. La tierna mirada de sus ojos se desvaneci√≥ al instante, sustituida por la hostilidad. Incluso el aire que le rodeaba tambi√©n parec√≠a m√°s fr√≠o.
  • Sinti√©ndose indignada por el fuerte contraste de su actitud, Marta no pudo evitar interrogar a su marido.
  • ‚ÄĒ¬ŅQu√© estoy haciendo aqu√≠? Nicol√°s, soy tu esposa. Has venido aqu√≠ con tu amante, ¬Ņy tienes el descaro de preguntar por qu√© estoy aqu√≠?
  • Su acusaci√≥n hab√≠a atra√≠do la atenci√≥n de los transe√ļntes.
  • Marisa se sinti√≥ agraviada y enseguida rompi√≥ a llorar.
  • ‚ÄĒNicol√°s, siento implicarte. Si no hubiera vuelto para hablarte del beb√© o hubiera ido a abortar, no habr√≠a causado ning√ļn malentendido entre t√ļ y Marta. Todo esto es culpa m√≠a. Lo siento mucho.
  • Luego, huy√≥ de los esposos.
  • ‚ÄĒTadeo, sigue a la Sra. Colm√°n y cuida bien de ella. Si le pasa algo al beb√©, te har√© responsable.
  • Nicol√°s sonaba ansioso mientras daba instrucciones a su asistente, Tadeo.
  • Marta ten√≠a dificultades para respirar, porque su marido nunca le hab√≠a mostrado tanto cuidado.
  • ‚ÄĒ¬°Nicol√°s, idiota!
  • Levant√≥ la mano para abofetearlo, pero este la intercept√≥. Le aplic√≥ presi√≥n en la mu√Īeca, haciendo que ella hiciera una mueca de dolor.
  • ‚ÄĒMarta, utilizaste algunos medios solapados para meterte en mi cama durante tres a√Īos y me obligaste a casarme contigo. Deber√≠as haber sabido que no ser√≠a capaz de darte lo que quer√≠as. Como descendiente de la Familia Cort√©s, el beb√© de Marisa tambi√©n es muy valioso para m√≠. Te lo advierto, no hagas nada raro. Si no, no me culpes por ser despiadado. ‚ÄĒLuego de decir eso, se fue.
  • Marta se tambale√≥. Se apoy√≥ con rapidez en la pared para no caer. El papel con los resultados de su embarazo aterriz√≥ en el suelo, justo delante de Nicol√°s.
  • ‚ÄĒ¬ŅEst√°s embarazada?
  • √Čl parec√≠a sobresaltado, mientras su mujer sonre√≠a y las l√°grimas resbalaban por sus mejillas.
  • ‚ÄĒ¬ŅAcaso te importa? Intent√© explic√°rtelo hace tres a√Īos, ¬°pero te negaste a creerme! Te am√© con todo lo que ten√≠a, ¬°y me ignoraste! Fuiste a mis espaldas y dejaste embarazada a tu primer amor. ¬°Puede que te ame, pero tambi√©n tengo mi orgullo y mi dignidad! Me deshar√© del beb√©. Es hora de terminar las cosas entre nosotros.
  • Se sinti√≥ como si alguien acabara de clavarle un cuchillo en el coraz√≥n. No obstante, se dio la vuelta y se fue.
  • La expresi√≥n de Nicol√°s era solemne. Se acerc√≥ a su mujer, la tom√≥ en brazos y se dirigi√≥ a la salida del hospital.
  • ‚ÄĒMarta, ¬Ņqui√©n te crees que eres? ¬ŅAcaso soy tan f√°cil de manipular? ¬ŅMe obligaste a casarme contigo y ahora te deshaces de mi hijo? ¬°Yo decido si el ni√Īo se queda! Yo.
  • ‚ÄĒ¬°D√©jame ir! ¬°Este beb√© no tiene nada que ver contigo! Es m√≠o. ‚ÄĒElla luch√≥ con fuerza, pero no pudo separarse de su marido.
  • ‚ÄĒ¬ŅT√ļ? Sin m√≠, ¬Ņpuedes quedarte embarazada? Marta, ¬°no es momento de poner a prueba mis l√≠mites!
  • Entrecerr√≥ sus ojos ovalados. Su imponente aura envolvi√≥ el aire al instante, haciendo que uno se sintiera oprimido. De repente, son√≥ su tel√©fono.
  • La baj√≥ para responder a la llamada, pero la sujet√≥ con la otra mano, mostrando su dominio.
  • Marta estaba abatida. Ten√≠a la ilusi√≥n de que √©l se hab√≠a preocupado un poco por ella, como ahora.
  • ‚ÄĒ¬ŅQu√©? ¬ŅMarisa va a suicidarse? Vig√≠lala; ¬°ya voy!
  • Nicol√°s se agit√≥ de repente. La ligera ternura que hab√≠a sentido antes por su esposa se desvaneci√≥ poco a poco.

PREPARANDO LA DESCARGA...



En unos instantes podr√°s disfrutar de tu libro



 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.