Un matrimonio de conveniencia novela

Un matrimonio de conveniencia novela

A compartir, a compartir! Que me borran los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversi√≥n. Locura.Vuelve a so√Īar con la nueva novela de la autora nacional m√°s vendida...

DESCARGAR AQU√ć


Un matrimonio de conveniencia novela pdf

Un matrimonio de conveniencia novela pdf descargar gratis leer online Joyread

cuando su meng revirti√≥ del inmigrante con el peque√Īo kai kai, no se me promet√≠a que su vida iba a dar un circuito teatral con la manifestaci√≥n de shen yu‚Äôan, el fraile de kai kai. su meng era una dibujante de uso y trabajaba insoportable para asegurar a su me√Īique heredero que era un discernimiento. shen yu‚Äôan era el administrador de solare technologies y su hogar le compet√≠a para contener descendencia. su meng adoraba conservar su delf√≠n y shen yu‚Äôan s√≥lo arbitraba sosegar a su madre. despu√©s de un evento impresionante en sus conductas que les emparej√≥ un templado m√°s, zanjaron conglomerados pero‚Ķ ¬Ņser√≠a para siempre? ¬Ņse me parar√≠a su meng sin su hijo?


Capítulo 1

Su Meng sinti√≥ calor, mucho calor. Sent√≠a que su cuerpo ard√≠a, como si estuviera en un incendio forestal. Su conciencia se desvanec√≠a. De repente, algo helado la roz√≥. Sin preocuparse de qu√© era, se aferr√≥ a la fuente. ¬ę¬°Qu√© tranquilizador!¬Ľ se dijo. Volvi√≥ a abrir los ojos y mir√≥ a su alrededor; se encontraba en una habitaci√≥n desconocida. Ten√≠a la cabeza hecha un l√≠o y no consegu√≠a recordar nada; sin embargo, el aroma que flotaba en el cuarto, y su propio cuerpo l√°nguido, le recordaron el pecado que hab√≠a cometido el d√≠a anterior. Si su marido, Zhao Zhijun, se enteraba de lo ocurrido ¬°su vida habr√≠a terminado! Tan pronto como este pensamiento pas√≥ por su mente, reson√≥ un fuerte golpe. Al mismo tiempo, oy√≥ una voz conocida que la llamaba a gritos. ‚ÄĒ¬°Su Meng, s√© que est√°s dentro! ¬°Abre! Abre esta maldita puerta ahora mismo! ¬ę¬°Es √©l!¬Ľ pens√≥ la mujer, y un largo escalofr√≠o recorri√≥ su cuerpo. ¬ę¬°¬ŅQu√© hago?! ¬°¬ŅQu√© hago?!¬Ľ se preguntaba sin cesar, pero su mente estaba en blanco. Antes de que se le ocurriese alguna soluci√≥n para la situaci√≥n en que se encontraba, Zhao Zhijun atraves√≥ la puerta furioso; tras √©l, un grupo de personas inund√≥ la habitaci√≥n. Su Meng reconoci√≥, adem√°s de a su propio marido, a sus padres, parientes y a algunos amigos. Su Meng no necesitaba decir nada; su estado ya mostraba lo que era obvio, de forma que todos confirmaron lo que la mujer hab√≠a hecho la noche anterior. Los ojos de Zhao Zhijun se enrojecieron de furia y una vena se marc√≥ en su cuello. El hombre la mir√≥ a los ojos, levant√≥ la mano y le propin√≥ un fuerte bofet√≥n en la mejilla. ‚ÄĒ¬°Sinverg√ľenza! ¬°Eres una zorra desvergonzada! El golpe fue tan fuerte, que retumb√≥ dentro de la cabeza de Su Meng y le dej√≥ la cara entumecida. Ignorando el dolor y la humillaci√≥n que sent√≠a, la mujer se envolvi√≥ con la manta de la cama, se tir√≥ al suelo y abraz√≥ la pierna de Zhao Zhijun. ‚ÄĒAmor m√≠o, lo siento. Lo siento. ¬°Perd√≥name, por favor! ¬°Aaah! ‚ÄĒ¬°Perra! ¬°C√≥mo te atreves a pedirme que te perdone! ¬°Te matar√© a golpes ahora mismo! ¬°C√≥mo te atreves a enga√Īarme! Zhao Zhijun levant√≥ la pierna y la pisote√≥ con sa√Īa, dejando a Su Meng inm√≥vil por el dolor durante un buen rato. Ante la mujer que se retorc√≠a en el suelo con cada puntapi√©, los presentes por fin reaccionaron y se apresuraron a detener a Zhao Zhijun, temiendo que perdiera la raz√≥n y la matara. ‚ÄĒ¬°Su Meng, se acab√≥! No pienses ni por un segundo que te aceptar√© de nuevo ‚ÄĒgrit√≥ Zhao Zhijun, y resopl√≥ como un toro encolerizado mientras los familiares de la mujer le sujetaban. El coraz√≥n de Su Meng le dol√≠a por efecto de la culpa y el arrepentimiento, y las l√°grimas discurr√≠an libres por su rostro. ‚ÄĒ¬°No! ‚ÄĒexclam√≥ ella con todo el aliento que le quedaba, pese a que sent√≠a que iba a quebrarse en cualquier momento. En un principio, Su Meng y Zhao Zhijun se hab√≠an divorciado para comprar una casa, pero se hab√≠an prometido que, una vez adquirida la vivienda, volver√≠an a contraer matrimonio. ‚ÄĒ¬°T√≠a! ‚ÄĒgrit√≥ alguien entre la multitud. La madre de Su Meng no estaba en su mejor momento. Al ver que su hija hab√≠a cometido un acto tan vergonzoso, se desmay√≥ por la verg√ľenza. A partir de ese momento, la escena se volvi√≥ ca√≥tica. Frente a las puertas del hotel se escuchaba la ruidosa sirena de una ambulancia, pero s√≥lo unos pasos m√°s all√°, Zhao Zhijun, con expresi√≥n tranquila, abrazaba a una joven y elegante mujer. ‚ÄĒNena, qu√© plan tan brillante. Despu√©s de la conmoci√≥n de hoy, nuestra relaci√≥n puede salir a la superficie. Si Su Meng estuviera junto a ellos, reconocer√≠a de inmediato a la mujer que estaba en brazos de Zhao Zhiijun, pues no era otra que su compa√Īera de universidad, Liu Liyun. Con un exquisito maquillaje que embellec√≠a su rostro, curv√≥ sus labios rojos y brillantes en una sonrisa de suficiencia y bes√≥ a Zhao Zhijun. ‚ÄĒMarido, te quiero. Espero que nunca en la vida nos separemos. N.T. En China, la tasa hipotecaria y el pago inicial para una segunda vivienda son significativamente m√°s altos que los de la primera por ley, de forma que muchos optan por divorciarse para evitar esa pol√≠tica econ√≥mica y comprar la casa a un precio m√°s barato.

Leave a Reply

comment-avatar

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.