UNA FORMULA PARA TU AMOR (UNA PROPUESTA INDECENTE nÂş 22) de R.J ROMAN

A compartir, a compartir! Que me borran los posts!!

***SOLO HOY Vaya vaya, cómo has crecido de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con la historia de Raquel, una joven periodista a la que le encargan entrevistar al guapísimo actor de moda Manuel Beltrán.

Cuando surge la magia entre dos personas, el único que manda es el corazón. Lo que comenzó como una entrevista se convertirá en un tremendo asedio al corazón...

DESCARGAR AQUĂŤ


UNA FORMULA PARA TU AMOR (UNA PROPUESTA INDECENTE nÂş 22) de R.J ROMAN

‘Una fĂłrmula para amor’ es el libro nĂşmero 22 en la saga «una propuesta indecente.» Esta cuenta la historia de Fedor Kozlov y Brat Smith.

Brat es un detective neoyorquino de veintisiete años perteneciente al departamento del FBI y también a la Interpol. Antes de ser reclutado por la policía, el chico era un muy cotizado modelo en el mundo de la moda. En Rusia conoce a Misha, quien termina siendo su socio, ambos trabajaron colaborando en el viejo mundo de la mafia ganando dinero a manos llenas. Aquí Brat conoce a Nikolay, un chico que trabajaba con un socio de Misha. El muchacho jamás le dio atención, siempre lo evitaba y le mandaba a Fedor para que lo entretuviera sacándoselo de encima.
Brat jamás miró al chico ruso, Fedor era demasiado callado, tímido y se sonrojaba por todo. Brat jamás podía ser algo más que su amigo. Sin embargo, mientras el tiempo pasaba Brat comenzó a sentirse algo extraño, Fedor hacia todo lo que él le pedía, cumplía con todas las cosas locas que él le ordenaba y lo más curioso era que el hombre siempre lo dejaba salirse con la suya. Fedor era bastante manipulable y eso se sentía bien, el chico podía ser bastante conveniente para sus caprichos. Sin embargo, Brat sólo jugaría con él, le habían dicho que el joven era una persona heterosexual, no era bisexual como él y eso lo coartaba para hacer cosas sucias con el muchacho. No obstante, aunque Brat sabía que Fedor no era una persona que cumplía las características para ser de su interés, con el tiempo Brat igualmente comenzó a desarrollar cosas extrañas por el hombre. Brat no se podía molestar cuando Nikolay le robaba su tiempo con Fedor, no se podía poner de mal humor cuando aquella antigua amiga del chico lo venía a visitar y jodidamente Brat no podía ponerse celoso cuando Fedor no le daba atención para largarse con ella.
Brat estaba jodido, algo raro estaba pasando y era mejor que aclara sus sentimientos antes de que cualquiera le robara la atención de Fedor. Sin embargo, ¿Qué rayos sentía Fedor por él?

ENLACES PATROCINADOS




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cĂłmo se procesan los datos de tus comentarios.